Templo de Eros

Encuentro con el cuerpo y sus símbolos


Deja un comentario

¿Qué diferencia una mujer que ha sido madre de la que no lo ha sido? – Diana Aller

madonna y su hijo

Por el derecho a no ser una ‘buena madre’ ¿De verdad la maternidad es para tanto? No, no lo es. Desmontamos algunos mitos sobre tener hijos…

Desde hace ya algunos años soy madre. Hay gente que me dice “no pareces una madre”, y yo me pregunto para mis adentros qué aspecto tiene una madre. Supongo que debería cortarme el pelo y vestir del Carrefour para “parecer una madre” para esa gente. Yo tampoco me siento madre, al menos no todo el rato. De hecho incluso me aprovecho de ello, y cuando ligo con un veinteañero de esos obsesionados con las milfs (mother I’d like to fuck) y me pregunta, rápidamente contesto: “Sí, tengo dos hijos”. Y no se hacen una idea de lo bien que funciona entre ese sector ser madre. Me lo llegan a decir cuando yo era veinteañera (y no madre) y no me lo hubiera creído. Sigue leyendo

Anuncios


1 comentario

Seis razones científicas por las que estamos mejor solteros

solteros 1

Aunque la sociedad se empeñe en lo contrario

The Lobster (2015, Yorgos Lanthimos) ofrece una distopía en la que hombres y mujeres son obligados a encontrar pareja, alguien con quien compartan una característica inequívoca, como por ejemplo la miopía. La presión para encontrar esa media naranja llega al punto de que quienes no lo consigan serán reencarnados en un animal. No hemos llegado a la aniquilación de los solteros, pero el apremio tecnológico no es desdeñable: aplicaciones que te chivan con quién te has cruzado en el día, otras en las que se puede rechazar o aceptar perfiles con un simple movimiento de pulgar…, todas con algo en común: poner el móvil y la agenda a trabajar para no quedarse soltero. Con todo, según el análisis de 814 estudios que presentó la doctora Bella De Paulo en la conferencia anual de la Asociación Americana de Psicología, a los singles no les va nada mal; más bien podría decirse que tienen unas cuantas fortalezas de las que carecen quienes tienen pareja. Si está solo estos datos le reforzarán en la idea de que no tiene por qué sucumbir a los estándares; si tiene pareja quizá sienta algo de envidia, pero no tendrá que reencarnarse en ningún crustáceo. Sigue leyendo


Deja un comentario

Lo obsceno como exceso – Enrique Carpintero

lo obseno 1

 

La ciudad, debido a la gran concentración de sus habitantes, muestra espacialmente lo que se inscribe en la subjetividad de quienes la habitan. En la ciudad actual prevalece lo privado sobre lo público y el individualismo utilitario sobre el trato solidario.

Muchas noticias que aparecen en los medios de comunicación muestran el malestar que atraviesa la actualidad de nuestra cultura. Algunas son ejemplos paradigmáticos de una subjetividad construida en el individualismo de una sociedad que ha generado nuevos tabúes. Entre ellos la vejez y la muerte. Sigue leyendo


Deja un comentario

El puzle de la felicidad y el sentido de la vida – Antonio Crego

felicidad 5

La felicidad y la percepción de que la vida tiene un sentido son dos experiencias que, aun siendo diferentes, tienden a ir de la mano. Algunas investigaciones recientes han tratado de identificar empíricamente los rasgos que caracterizan a cada una de ellas, y también, han tratado de responder a una cuestión: ¿qué ocurre cuando las piezas no encajan y se produce una disonancia entre los niveles de felicidad y significado experimentados en la vida? Sigue leyendo


Deja un comentario

La ciencia del placer: por qué nos gusta lo que nos gusta

klimt el-beso

Detrás de todo, hay una sustancia química cuyo nombre tiene 21 letras, dos números, un guión y una coma. Pero se le persona pues nos deja gozar de todo: desde la comida hasta el sexo, la música y hasta las matemáticas 

 

3,4-dihidroxifenilalanina. Eso es lo que está en el fondo del placer.

Una sustancia química producida por las células nerviosas en el cerebro para darle señales a las demás. Sin embargo, no es tan simple,ni tan complicado.

Nuestro circuito de placer puede ser desencadenado por algunas cosas obvias y otras no tan obvias. Sigue leyendo


Deja un comentario

El amor romántico: economía, utopía emocional, frustraciones y desigualdades – cuatro artículos de ssociologos.com

amor romantico 1

El amor romántico impide el reparto equitativo del dinero en las parejas

La investigadora Amaia Agirre, de la Universidad del País Vasco, ha analizado la gestión y negociación del dinero en parejas que se autodefinen como igualitarias. Uno de los principales obstáculos identificados es que el ideal del amor romántico –muy extendido en nuestra sociedad– hace incompatible los lazos afectivos con la defensa de intereses individuales.

Cuando una pareja llega al punto de la negociación económica, de forma más o menos explícita, se pone en evidencia si su relación es igualitaria o no. Esto es así porque las relaciones económicas prácticas tienen consecuencias en el plano simbólico, y viceversa. Sigue leyendo