Templo de Eros

Encuentro con el cuerpo y sus símbolos


Deja un comentario

Elogio de la Madrastra – Mario Vargas Llosa – descargar libro

elogio de la madrasta de vargas llosa

Diana después de su baño

Esa, la de la izquierda, soy yo, Diana Lucrecia. Sí, yo, la diosa del roble y de los bosques, de la fertilidad y de los partos, la diosa de la caza. Los griegos me llaman Artemisa. Estoy emparentada con la Luna y Apolo es mi hermano. Entre mis adoradores abundan las mujeres y los plebeyos. Sigue leyendo

Anuncios


Deja un comentario

Encanto de la mujer madura – Marcial Salaverry 

encanto de la mujer madura

La verdadera belleza de la mujer,
Aquella belleza que perdura,
Es sin duda la de la mujer madura…
Pués es la mujer que sabe lo que quiere…
Ya vivió amores…
Ya tuvo alegrías, ya sufrió dolores …
Por su experiencia .
Se vuelve exigente…
No quiere sufrir nuevamente…
No se deja llevar por un de _repente… Quiere saberse amada,
Quiere ser bien conquistada…
Aunque sea un amor del momento…
Que tal vez, resulte un tormento…
Tiene que ser sincero… debe haber sentimiento…
Y aunque no perdure,
que sea eterno en cuanto dure..

Sigue leyendo


Deja un comentario

A una señora bonita – Héctor J. Cediel (Colombia)

una señora bonita

Hay palabras que brotan de las imágenes que nos impactan, de un delirio del alma, o de un desvarío quimérico de los sentimientos. Los textos hermosos brotan del corazón, o simplemente son suspiros del frenesí. Estos surgen prodigiosamente como algo fantástico en una tarde lluviosa, gramosa, gris y triste. Las imágenes que rescato de los recuerdos, me reafirman que en el amor, todo debe ser real y verdadero. No basta ser soñador, ni fantasear para crear versos imaginativos. Sigue leyendo


Deja un comentario

Cuerpo místico / cuerpo erótico: Las buenas conciencias y la crítica a los valores católico-burgueses – Maria Aparecida da Silva

 

las buenas conciencias de carlos fuentes

Por su tendencia realista, opuesta al tono alucinante (lingüístico y temático) de Los días enmascarados La región más transparente, la novela Las buenas conciencias1 (1959) sigue siendo un inesperado anacronismo en el conjunto de narrativas ficcionales de Carlos Fuentes, a pesar de la reiterada explicación de los motivos que llevaron al autor a imitar el estilo de Benito Pérez Galdós: “Yo no puedo hablar de la misma manera de la cultura recoleta, católica, provinciana de Guanajuato, que de otra marcada por el por-art, el consumo y los medios de información.”2 Sigue leyendo


Deja un comentario

La consulta: Un romance de nuestros tiempos – Rubén Monasterios

consultorio monaterios

Miranda se siente malhumorada, fastidiada; sin ver, hojea una de las revistas del montón puesto en una mesita; un sentimiento que podría identificarse como vergüenza ronda por sus neuronas sin hacerse plenamente consciente, y la hace sentir incómoda. Esto de cambiar de ginecólogo no le gusta para nada, pero ¡qué hacer, si el viejo se […]

Miranda se siente malhumorada, fastidiada; sin ver, hojea una de las revistas del montón puesto en una mesita; un sentimiento que podría identificarse como vergüenza ronda por sus neuronas sin hacerse plenamente consciente, y la hace sentir incómoda. Esto de cambiar de ginecólogo no le gusta para nada, pero ¡qué hacer, si el viejo se murió así, de pronto! Sigue leyendo


Deja un comentario

La Paciencia: Hay una orgía en ese templo – José Antonio Parra

bouguereau - brujas yendo al sabbath

Una mirada a las prácticas de sexo grupal en la historia y sus representaciones en el arte y la cultura

A través de los tiempos, las orgías o situaciones de sexo grupal han tenido una doble motivación; por un lado han cumplido desde períodos atávicos un rol mágico religioso y por el otro un rol estrictamente hedonista, que es la forma bajo la cual se dan primordialmente en la actualidad, circunscritas a centros cuya finalidad es comercial, al igual que en el cine pornográfico. Sigue leyendo