Templo de Eros

Encuentro con el cuerpo y sus símbolos

Amore – Giorgio Manganelli – descargar libro

Deja un comentario

 

amore de giorgio manganelli

«Amor, creo necesario nombrarte, más exactamente pronunciar tu definición, tu cometido, puesto que de ti ignoro nombre y existencia. Así pues, yo te nombro: un dedo fónico te señala en el centro de la noche. No rememoro tiempos en que no fuera de noche, de manera que no he tenido jamás forma distinta para señalarte que no fuera este distraído y atento juego de una mano que no diviso. Esto, a ti que no puedes escuchar, quisiera decirte: tengo que marcharme, al punto, en esta noche que en todo instante está igualmente lejos del alba y del ocaso; camino y hablo quedamente, rechina bajo mis pasos la madera del pórtico, escucho el fragor del bosque. Bajo la luminiscencia de nubes bajas, de nieblas, intento escribir una carta que no irá a parar a ti jamás».

El amor, para Manganelli, más que un sentimiento, es un continente de ausencias, de lejanías, de despedidas, de desolación. Como él mismo dice: «No negaremos que esta jamás historia de amarnos, perseguirnos, negarnos, no pudiendo en modo alguno conseguirnos, es cuita, tormento, postración. […] En este bosque de amor tu ausencia ecuánimemente distribuida desata el furor, la postrada devoción, el llanto».

DESCARGAR AMORE DE GIORGIO MANGANELLI:

Amore – Giorgio Manganelli

Amore

amore de giorgio manganelli 2

El escritor Giorgio Manganelli.

8 de febrero.- ‘Esto sé yo: cuanto más cerca de ti permanezca, cuanto más acepte estos falaces y volubles mapas de la casa en la que podría encontrarte, más oculta, incomprensible, inexistente me estarás (…) Si te busco, te pierdo; si demuelo todo lo que me separa de ti, todo aquello que demuelo forma parte de ti; eres tú; me propones un abrazo de escombros. Al perderte, te busco; si me marcho, me vuelvo peregrino, reconociendo que de todos los rasgos de tu rostro, de tu cuerpo, éste, la lejanía, es el que me permite reconocerte por doquier; y en eso eres tú desemejante a cualquier otro.’

Esta es la sustancia de ‘Amore’, de Giorgio Manganelli (Siruela, traducción de Carlos Gumpert), que creo no existía antes en español. El autor (muerto en 1990) de ‘La ciénaga definitiva’, su mejor libro, vuelve aquí con su peculiar estilo: girar con el remolino del lenguaje hasta su mismo vórtice.

A Manganelli, como a otros de los grandes autores contemporáneos, hay que leerlo con lectura flotante, no demasiado atentos a lo que dice, no persiguiendo trama alguna, a caballo entre lo filosófico y lo poético, para después levantar la vista y encontrarse con la narración escrita en la pared de casa. De tal guisa, que si lo que te gusta de la ficción es que te cuenten lo que pasa, con sus personajes y tramoyitas, sus sinsabores y existenciales dramas, mejor te cambias de barrio.

Hay que leer lo que cuenta, no lo que dice, como siempre, por otra parte. Pero aquí el lector ha de pagar el precio de su propia búsqueda. No lo paga con la adquisición del volumen.

Por lo demás, y en conjunto, este ‘Amore’ va un poco sobrado, algo de Manganelli convencido de sí mismo, hiperbólico de sus virtudes, ancho sobre el texto. Eso que pasa de vez en cuando a los buenos escritores, que no crean, sino que se ven creando (nos acordamos del último Lobo Antunes). Aun así, es un Manganelli.

Pues va de que el amor es una partida, una despedida. Y si se fijan en el párrafo lo que viene a decir es que lo primero es el amor y el amado, lo tercero, pues entre los dos está el amante, un peregrino. ¿Religión del amor? ¿Amar al amor por encima de sus objetos? ¿O es que si no te despides desde el primer momento, ya has perdido al otro en ese preciso momento? Fin de semana para reflexionar. Y esto declaramos:

‘Amor, aquí abajo el clima es idéntico y dulce, mullido de lluvia. Te echo de menos, te echo mucho de menos. ¿Ya sabes, pues, que ésta es la descripción de nuestro amor, que yo no esté jamás donde estás tú, y que tú no estés jamás donde estoy yo?’

http://www.elmundo.es/elmundo/2008/02/08/escorpion/1202475064.html

Anuncios

Autor: giovaretino

Antropología y Sociología han sido mis campos profesionales y el saber que ha ocupado una buena parte de mi vida. Este blog está dedicado al cuerpo y sus símbolos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s